La valoración neuropsicológica es un proceso diagnóstico que permite comprender el funcionamiento cerebral de una persona a través de la medición de sus capacidades. Se emplean instrumentos variados como las entrevistas, las observaciones, los cuestionarios, las escalas y los tests para integrar, desde modelos cuantitativos y cualitativos, los resultados del rendimiento en sus funciones cognitivas (por ejemplo en procesos atencionales, de memoria, lenguaje, praxis, gnosias, función ejecutiva, entre otros). Se valora también la funcionalidad y el nivel de autonomía de la persona en la vida diaria y los posibles cambios emocionales, conductuales y de regulación de su personalidad que pueden ser secundarios a las patologías cerebrales.

La evaluación neuropsicológica brinda información útil en procesos de diagnóstico diferencial en escenarios clínicos como:

  • trastornos mentales y enfermedades psiquiátricas (deterioro cognitivo asociado a la depresión, la esquizofrenia y el trastorno bipolar por ejemplo)
  • secuelas neuropsicológicas de la patología neurológica (patología vascular, infecciosa, patología tumoral, trauma craneal)
  • secuelas del envejecimiento cerebral y el síndrome demencial

La Dra. Mónica Salazar tiene amplia experiencia en las valoraciones neuropsicológicas en adultos y la rehabilitación neurocognitiva, mientras que la M.Psc. Karina Jiménez se dedica a la valoración psicológica principalmente en adolescentes y adultos.